Temple Grandin: una fuente de motivación para las personas con TEA

Temple Grandin es la mujer con autismo más famosa y exitosa hoy día en el mundo. Y esta es su historia.

 

Infancia

Al principio, es similar a la de muchas otras personas con TEA. Hasta los tres años de edad, no pronunció palabra. Sus padres se sentían desconcertados. Un año más tarde recibió el diagnóstico: se encontraba dentro del espectro autista. A pesar de ello, fue matriculada en una escuela normal, para niños de desarrollo típico.

Aunque la relación con sus compañeros neurotípicos sería siempre difícil, Temple también fue lo suficientemente afortunada para encontrar personas comprensivas que le prestaron una valiosa ayuda. Entre ellas, sus primeros maestros, quienes le facilitaron terapia de lenguaje y le enseñaron a tener paciencia y respetar los turnos del resto de los participantes durante los juegos de mesa.

 

Mr. Carlock

En la secundaria, sus compañeros la consideraban «rara» y «fastidiosa», lo cual la convertía en una víctima ideal del bulliying. Solo conseguía comunicarse con ellos cuando surgía una conversación sobre alguno de los temas que la apasionaban: los caballos, la electrónica o los modelos a escala de cohetes.

Por aquellos años conoció a una de las personas más importantes de su vida: el Sr. Carlock, su profesor de ciencias. Carlock apreciaba el interés que su alumna ponía en todo lo relacionado con la ciencia, e hizo cuanto pudo por alimentarlo. Sintiéndose estimada y más segura de sí misma, Temple comenzó a vislumbrar en el campo científico un horizonte lleno de retos y descubrimientos a través del cual podía remontarse por encima de su discapacidad. Ya estaba decidido: se convertiría en científico. Esa sería su meta, su sueño, su razón por la cual vivir. Y todo ellos se lo debía al bueno de Mr. Carlock.      

 

La eclosión

Temple estudió zoología en la Universidad Estatal de Arizona y se doctoró en Ciencia Animal por la Universidad de Illinois.

Dado su enorme amor por los animales, se sentía especialmente preocupada por aquellos que son explotados por la industria ganadera, como vacas y cerdos. Si estos seres vivos tienen que ser sacrificados para beneficio del hombre -pensaba Temple-, garanticémosles al menos una muerte mucho menos dolorosa. Actualmente, cerca de la mitad del ganado estadounidense se sacrifica en mataderos diseñados por Temple Grandin.

Pero hay más, mucho más. Grandin es asimismo una reconocida autora de libros sobre autismo y pensamiento en imágenes. De esllos destacaremos: Emergence: Labeled Autistic (1986); Thinking in Pictures: Other Reports from My Life with Autism (1996); The Way I See It: A Personal Look At Autism And Aspergers (2009); y Animals Make Us Human: Creating the Best life for Animals (2009).       

La BBC de Inglaterra filmó un documental sobre su trayectoria titulado The Woman Who Thinks Like a Cow. En Estados Unidos ha hecho aparición en los siguientes programas de televisiónLarry King Live20/20, Sixty Minutes Fox and Friends. Artículos sobre Grandin han sido publicados en Time Magazine, The New York TimesDiscover MagazineForbes y USA Today.

En 2010 la cadena HBO produce una película sobre la vida de Temple Grandin, con la actriz Claire Danes en el papel protagónico. El film obtiene un premio Emmy, y la propia Temple es incorporada a la American Academy of Arts and Sciences el pasado año 2016.

 

Finalmente, también en el 2016 fue invitada a charlar sobre las características de la mente autista en las famosísimas TED Talks. Puedes escucharla aquí abajo; activa los subtítulos en español.

Si tienes TEA o un familiar cercano que lo padezca, no dudes en acercarte a la historia de Temple en busca de esperanza y motivación. Aunque es cierto que hablamos de una persona excepcionalmente inteligente, tampoco se trata una criatura extraterrestre, totalmente extraordinaria. Su éxito se fundamentó en hallar una meta que realmente le apasionara y en no descasar hasta hacerla realidad. Esa es la lección que debes aprender de ella. La lección que todos debemos aprender. 

 

 

PATROCINADORES