Niños con TEA podrán leer las emociones usando estos anteojos

Los niños con autismo no solo desean construir relaciones armoniosas con sus familiares y sus contemporáneos: también se esfuerzan por lograrlo.

Lamentablemente, en la mayoría de los casos sus esfuerzos se ven frustrados. Las razones son varias. Pero, sin duda, una de las principales es la enorme dificultad de los niños con TEA para leer las emociones que todos manifestamos a través de las expresiones faciales.

Para ayudarlos a superar esta limitación, un grupo de científicos de la Universidad de Stanford (California, EE UU) está desarrollando un software de reconocimiento facial que registra y estudia rostros en tiempo real y le advierte al niño con TEA qué emociones están experimentando quienes se encuentran a su alrededor. También evalúa su capacidad para interpretar expresiones faciales.

El software, desarrollado por la estudiante Catalin Voss y el investigador Nck Haber, funciona por medio de una cámara frontal y una pantalla en miniatura ubicadas en la parte superior del ojo derecho en los anteojos Google Glass.

Como explica el diario inglés Daily Mail, «cuando la cámara del dispositivo detecta una emoción como felicidad o tristeza», el niño con autismo «ve titilar la palabra “feliz” o “triste” o el emoticón correspondiente en la pantalla del lente».

Dennis Wall, director de la Escuela de Medicina de Stanford, explica que este programa tiene el objetivo de «enseñarle a los niños con autismo cómo entender lo que les dicen los rostros. Y creemos que cuando eso ocurra, se sentirán más involucrados en sus relaciones sociales

Alrededor de 100 niños con autismo participan en las investigaciones de la Universidad de Stanford destinadas a determinar si los anteojos realmente ayudan a mejorar su habilidad para interpretar expresiones faciales. 

PATROCINADORES